30 de marzo de 2009

Ciclos



El año próximo, decía con voz bronca el hombre viejo. Sembraba verduras, enormes hortalizas de colores; colgaban frutos de árboles pequeños. El año próximo. Esa verdulería, viva en el patio tras la casa, cantaba la proliferación de tierra y agua, entonaba, verde, coplas de las sierras. El viejo hablaba con voz bronca del próximo año. Sus brazos sarmentosos con dificultad se alzaban, llevaban las manos a las uvas rosadas y gordas. Sandías no he sembrado. El año próximo, decía con voz de tierra removida, y se rascaba con dos dedos las barbas ralas de maíz lozano. Sandías de agua rosa, si no me voy, el año próximo. Y se llamaba Domingo.

3 comentarios:

Giime Ponce dijo...

la profe,, lo queria invitar a pasarse algun dia por mi blog :)
se acuerda q le conte que tenia ganas de empezar de nuevo a escribir¿? bueno,, por fin comence con un proyecto pendiente.
Ah! por cierto, estoy leyendo "el misterio del cuarto amarillo" y ya voy por la mitad, la verdad.. sin palabras... con decirle que no puedo dormir sin leer mínimo medio libro! jajajj.. un beso profe! suerte

Anónimo dijo...

hola profe,, soy gimena ponce de 3ro de Arte, de nuestra señora del valle...
me paso de nuevo para darle el link de mi blog:
http://laaldeaazul.blogspot.com
bueno,, espero que me deje un comentario :)
un beso..
civediamo dopo

Giime Ponce dijo...

perdón, me confundi! :S
Es http://laalcobaazul.blogspot.com.
fue un acto fallido! jajj
saludos!



Giime Ponce
3ro Arte.
Nuestra señora del Valle